El extraño y alucinado universo de Danny MacGill

septiembre 9, 2009

Me molo a mí misma (Mapa de los sonidos de Tokio, Isabel Coixet)

Filed under: The end (Cine) — dannymacgill @ 10:22 am
Tags: , , , , ,

mapasonidostokioA ver, vamos por partes:

1) A mí, en general, me suele gustar el cine español. O por lo menos, reconozco que tengo cierta tendencia a ser benévolo por el hecho de ser español. Y además, qué coño, en España se hacen, de vez en cuando, muy buenas películas.

2) Isabel Coixet no me cae bien. Me resulta un tanto intensa, con cierto aire de bohemia de cartón-piedra. Punkie de postal, lalalala, punk de escaparateeeeeeeeeeee… Ya se sabe, los culturetas pedantes no nos llevamos bien entre nosotros. Lo disimulamos, pero nuestro mundo es una jungla despiadada. Con todo y con eso, reconozco que ha filmado muy buenas películas y que sus historias han conseguido conmoverme (a veces).

3) Sergi López es, en mi modesta opinión, uno de los mejores actores españoles actuales. Es versátil, es creíble y es natural. Le descubrí en El cielo abierto, y no ha dejado de sorprenderme desde entonces.

Con estos mimbres decidí posponer mi primera opción de la noche, Desgracia, para ver Mapa de los sonidos de Tokio. Mal hecho. Muy mal hecho.

Como sabéis no me gusta destripar argumentos. Pero es que en este caso, lo menos que se merece la peli es que la destripen. Alguna cosa se salva, desde luego. Algunas frases que merecen la pena (tres o cuatro), algunas imágenes objetivamente hermosas (dos o tres), un personaje (el padre atormentado por el dolor de la pérdida de su hija) y el hallazgo (relativo) de los sonidos de una ciudad como Tokio como vehículo conductor.

Frente a eso, un despliegue de pretenciosidad visual y literaria, aliñado con personajes japoneses que hablan como occidentales imitando a japoneses, errores de bulto en la coherencia de la historia y, por encima de todo, protagonistas absurdos, desubicados e incomprensibles en sus actos y en sus diálogos. Ni la hirsuta masculinidad de Sergi López puede salvar esto, amigos…

En fin, debo reconocer que, como no soy un tipo rencoroso, seguramente la Coixet contará con el beneficio de la duda en su próxima película. Y seguiré viendo cine español, por supuesto. Sin ir más lejos, hoy pienso resarcirme con la edición coleccionista (con el corte del director y 12 minutos inéditos) de todo un clásico que a buen seguro no me va a defraudar: Brácula!!! Con B. De Barbate.

Anuncios

2 comentarios »

  1. Querido Danny:

    Cuan abandonado te he tenido todo este tiempo…

    Y con la de cosas que quisiera aportar… Aún tengo un pequeño comentario sobre tus posts de música australiana aquí atrancado, entre tecla y tecla, entre vocal y consonante…

    Pero como ya te dije, desde que en el curre nos restringieron el acceso a la red y, prácticamente a la vez, a mi Peke le dio por ponerse en pie y requerir mi ayuda para desplazarse en horizontal (mayoritariamente, aunque a veces también en vertical) no he podido sentarme ante tu blog con la tranquilidad mental que el hecho merece… Hasta hoy, que he decidido infringir un poquitín la política de comunicación de la empresa. ¡Qué coño!

    En cualquier caso, tampoco es conveniente esperar mucho de mi comentario. Sólo un lamento que a continuación paso a desglosar.

    Yo, al contrario que vuesa merced, no suelo comulgar en esceso con el cine español. No es que lo desdeñe, pero no suele interesarme demasiado lo que la industria o artesanía patria me ofrece. Si bien quiero aclarar para que no parezca que tengo algún parentesco con algún amigo de un amigo de algún primo de Rajoi, que esto se debe a que soy poco aficionado al género “comedia burda” y ello me impide disfrutar como Dios manda de títulos tan fascinantes como “Brácula”, y que las “teenies movies”, salvo un lejano recuerdo de la “Revancha de los Novatos” me producen epilepsia y hace que nunca me quede claro el final de “Fuga de cerebros” o “Gente pez”… Ahora bien, de igual manera, debo reconocer que no soy inmune a las églogas de Cuerda de “Amanece que no es poco” o, mi preferida, “Así en el cielo como en la tierra” con su aroma de sexta sinfonía de Beethoven; ni a los sueños húmedos de la versión de “Ninet” (con su señor de Murcia) de Garci.

    Pero ahora que llevo los últimos 10 ó 12 años procurando abjurar del credo cultureta pedante debo reconocer que me pirra el cine de Hollywood, y si es el de toda la vida… ¡mejor que mejor!.

    No disfruto con ninguna película tanto como con “Cantando bajo la lluvia”. Nada me hipnotiza más que “Blade Runner” y, aunque los sesudos estudiosos digan que en “Casablanca” nunca se pronunció aquello de “Tócala una vez más, Sam” yo mantengo que sí, que YO SÍ lo he escuhado. Es más, en multitud de ocasiones.

    En lo referente al cine de los últimos años debo decir que me siguen pirrando los musicales y aunque no me gusta nada la música ni el show de Beyoncé, debo haber visto una docena de veces “Dreamgirls”, las últimas, de hecho, coreando las canciones. Pero es más, soy capaz de mantener una discusión a lo “Quién puede más: Spiderman o la Masa” contra todo aquel que piense que tras “Grease”, “Pulp Fiction” es la mejor interpretación de John Travolta. ¡Inculto!, eso es que no ha visto “Hairspray”.

    Bien. Una vez desgranado este pequeño preámbulo, te confieso que me había conjurado para ir al cine a ver “El mapa de los sonidos de Tokio” confiando en la personalidad, el gusto y la sensibilida de la Directora así como en los comentarios de la crítica especializada. Pero claro, tras tu post, se me generan ciertas dudas e inquietudes; y más con la de infraestructura que tengo que gestionar para poder ir yo al cine: canguro para el Peke, 60 kilómetros de coche hasta la capital, película y 60 kilómetros de vuelta… Salvo que me animes a lo contrario, creo que voy a contactar con esa persona que conocías que era conocida de un conocido que concocía…

    Un abrazo.

    Klauss.

    P.d. Tengo una duda que no sé si me podrás resolver. ¿La asesina oriental de la peli, es la lolita mala de la bola con pinchitos que trabajaba para Luci Liu de “Kill Bill Vol.I”? Si tienes información, por favor, házmelo saber, pues la incertidumbre me está matando…

    P.d. II. Cómo avanza el mundo, ¡cómo evoluciona!, lo que es el progreso… Nuestra discusión sobre el Hombre Araña y el increible Hulk ha sido superada por los acontecimientos históricos. Ahora resulta que quien más puede resulta ser Mickie Mouse. (¡Sin tener el carnet de superhéroe!)

    Comentario por Klauss Planck — septiembre 9, 2009 @ 12:18 pm | Responder

  2. Lo primero, antes de contestarte, es comentar el paradójico hecho de que este truño de peli haya sido preseleccionada por la Academia para el Óscar a la Mejor Película de Habla No Inglesa. Paradójico no por lo del truño (anda que no ha ido Garci cantidad de veces), sino porque la peli está rodada casi íntegramente en inglés. En fin, cosas veredes…

    Si algún día te dignas a acudir a mi casa, en lugar de conformarnos con esa reedición versión garrafón del foro que es el centro comercial, podrás comprobar como mi filmoteca tiene mucho de cine americano. Nada de prejuicios culturetas aquí, una película finlandesa no es buena por ser finlandesa.

    Mi debilidad por el cine español está más relacionada con el hecho de considerarme “público natural”. Si no vemos nosotros las pelis españolas, quiénes las van a ver? Los franceses? Bueno, puede que sí, pero mejor no seguimos por ahí… Pero cuando una peli española es mala, es mala. Y eso se aplica a la Coixet, a Álex de la Iglesia e incluso al mismísimo Woody Allen (por citar tres ejemplos sobre los que he escrito aquí). Y si es buena, es buena (como he dicho de Vigalondo o de la ministra, sin ir más lejos). Por supuesto hablo de mi opinión. Yo no sé de cine y lo más que puedo hacer para aparentar que sé es decir que una peli “tiene muy buena fotografía”, pero poco más…

    Así que, si estás pensando ir al cine y teniendo en cuenta los inconvenientes logísticos… si yo fuera tú me iría mejor a ver Gordos. Me da a mí que va a merecer la pena. No admito devoluciones de entradas, se siente.

    Un abrazo, Klauss.

    PS: No, la asesina de la peli no es la lolita de Kill Bill I. Más o menos expresan lo mismo la una (en dos horas de peli) y la otra (en diez minutos), pero creo que ahí acaba el paralelismo. Espero haber resuelto la incertidumbre que te atenazaba.

    PPS: Una noticia off the record… Mickey Mouse es, en realidad… SUPERRATÓN!!!!! Shshshshshs… Y no olviden supervitaminarse y mineralizarse (todo un presagio del Natur House y los batidos de proteínas…).

    Comentario por dannymacgill — septiembre 16, 2009 @ 1:19 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: