El extraño y alucinado universo de Danny MacGill

mayo 19, 2009

Far, far away (VII): Crowded House

Es difícil para mí hablar de Crowded House. Difícil porque no es que sea un grupo que me guste. Es que es uno de esos grupos que forman parte de tu banda sonora. Sus canciones estuvieron en tantos momentos especiales y significaron en su tiempo tantas cosas distintas, que me resulta complicado separar el grupo y su música de mi vida.

En fin, se hará lo que se pueda. En cualquier caso, supongo que todos o casi todos conocéis al menos de oídas a estos australianos, liderados por el neozelandés Neil Finn, uno de los grandes compositores de los 90 (que no lo digo yo, lo dice un tal… Paul McCartney…). La primera mitad de una de las décadas más estériles de la historia de la música vio como su pop melódico y sin complejos conquistaba Europa. Paradójicamente, nunca tuvieron éxito en los Estados Unidos (quizás porque su ironía no sentaba del todo bien allí). Cinco discos sensacionales nos dejaron un puñado de canciones reconocibles a la primera: Weather With You, Fall At Your Feet, Don’t Dream It’s Over, Into Temptation,… Como tengo que escoger alguna, pasaré de mirar cuál vendió más y os pongo una de mis favoritas: Four Seasons In One Day.

Tras la separación del grupo en 1996, los proyectos en solitario de Neil Finn y sobre todo el terrible suicidio de Paul Hester, batería y fundador del grupo, parecía que Crowded House era un capítulo cerrado. Pero lejos de ser así, en los últimos años Neil se ha reunido con los antiguos miembros del grupo Mark Hart (que también ha formado parte de Supertramp… casi nada…) y Nick Seymour y han formado de nuevo una banda dispuesta a dejarnos más canciones en nuestra memoria emocional. Hace poco estuvieron por España… esperemos que vuelvan pronto, aunque sólo sea para escucharles en directo y dejar que nos emocionen. Aquí tenéis una versión “live” de su gira de despedida, en Sydney, 1996, de una canción muy muy especial.

Anuncios

15 comentarios »

  1. Es que Crowded House es mucho Crowded House! Quizás el grupo que más me gusta de todos los que has puesto en esta serie australiana. Sus canciones son preciosas, y es fácil identificarlas con momentos de tu vida porque pueden transmitir dulzura, amor o tristeza con gran facilidad.
    No sabía que se habían reunido. Habrá que verlos si vienen. Besos.

    Comentario por karmenjt — mayo 19, 2009 @ 10:59 pm | Responder

  2. Aquí Planck de nuevo. Sí, pero no el del teorema, no… Planck, Klaus Planck.

    ¡Qué susto! No, no vi tu nuevo y último post (que ha sido muy de mi agrado) hasta ahora mismo que acabo de ejercer mi derecho a una pausa en el trabajo para descansar neuronas y reciclar el aparato digestivo. La verdad es que no he sido consciente de mis poderes de nigromante con la programación hasta bien hace poco. Mi nerviosismo, debido a la bisoñez ante la novedad de esto del Blog me impidió recordar algo de lo que ya me avisaste: que la temática tenía una duración mensual. En fin…

    En cualquier caso, la información vertida me ha sido de gran utilidad, leyendo el post me he dado cuenta que había un LP de Crowded House que aún no tenía, es más que ni siquiera conocía ni había escuchado. ¡Mamma mia! Se trataba del “Time on earth” de 2oo7. En fin, problema solucionado: acabo de comprármelo y en estos momentos lo estoy escuchando.

    Pero es curioso, no es lo mismo. O por lo menos no de momento. ¿Me habré hecho mayor? Ciertamente la calidad de las composiciones de Finn resulta inconfundible y la ejecución impresionante (como siempre). El sello personal está ahí. Pero me está ocurriendo algo (por lo menos de momento, pues aún no he escuchado el disco entero, voy por la canción 6 de 14) que jamás me ocurrió con las grabaciones de este grupo: resulta que es la primera vez que escucho uno de sus LPs y no conozco e incluso puedo tararear la mitad o casi todas sus canciones. ¡Puta Torre de Babel y horfandad radiofónica! Aunque sinceramente creo que es sin duda por el paso del tiempo: que aún no ha pasado el tiempo suficiente.

    Antiguamente, cuando uno descubría un vinilo no conocido de Crowded House, o como en mi caso, cuando me grababa en cassettes los discos que le descubría a alguna amiga debajo de… yo ya conocía la mitad de las canciones sin saber que eran de ellos y, efectivamente, de forma incosciente formaban parte de mi banda sonora. Es como si esas canciones siempre hubiesen estado ahí, como si hubiesen sido eternas en el pasado. Ciertamente, estos chicos (mayores que yo, por supuesto), tuvieron la mala costumbre de darse a conocer de forma soterrada y sin hacer ruido y creo que, por eso, han dejado una marca imborrable para toda una generación. A mi juicio, lo mejor salido de Australia.

    Por si te sugiriese algo, te apunto que yo los he tenido siempre mentalmente relacionados en cuanto a calidad, grandeza e importancia musical a los británico Prefab Sprout, cuyo líder: Paddy McAloon lo identifico como a un Neil Finn británico. En fin, que a los de Líverpul aún se les recuerda porque McAloon y Finn no coincidieron en la misma ciudad para componer y tocar juntos (Esto último es como aquello de la discusión infantil, discernir quién puede más: la masa o spiderman. Sólo una conjetura de nuestras cabezas.)

    Un abrazo. K. Planck

    Comentario por Klaus Planck — mayo 20, 2009 @ 12:43 pm | Responder

  3. En fin, en otro orden de cosas, como he visto que tu post me lo presentabas con un “ENVIDO MÁS”, no me queda más que echarte el “ORDAGO AL JUEGO” y decirte que tras estudiar tu cuidada selección de los post del mes (envites), me sé tus cartas y que para finiquitar mayo, si quieres hacerlo como Dios manda: con fuegos arrificiales, tan sólo puedes acabar con los Bee Gees.

    A no ser… que Camarón fuese australiano…

    Comentario por Klaus Planck — mayo 20, 2009 @ 12:53 pm | Responder

  4. Y no, lo del pobre Antonio Vega no era cachondeo. A mí es que la palabra “inmortal” me gusta utilizarla en sentido romano, no en sentido literal. Ya sabes, la inmortalidad comienza tras la propia vida mortal. No sé, quizá a veces me sienta demasiado imperial.

    Comentario por Klaus Planck — mayo 20, 2009 @ 12:55 pm | Responder

  5. Por cierto: sí. Sí quiero un icono guay, no esa porquería que me ha asignado el blog por defecto. Esto tenemos que discutirlo.

    Comentario por Klaus Planck — mayo 20, 2009 @ 12:57 pm | Responder

  6. Y por último, una sugerencia que no lo es tal, y que es una reflexión: ¿por qué nos gusta ejercer de arqueólogos-historiadores cuando hablamos de música y, por contra, estar a la última cuando de cine se trata?

    Comentario por Klaus Planck — mayo 20, 2009 @ 1:00 pm | Responder

  7. Toc toc… Lo de los blogs y la posibilidad que ofrecen para participar tienen su punto. Y es que estos últimos días, la lectura de K.Plank se ha convertido en un nuevo aliciente para visitar tu extraño y alucinado universo, Danny. Y además, tampoco iba a permitirme no dejar ni una pequeña huella en un post donde has colgado “Better be home soon”. Pero ahora que lo he hecho ya me callo, y me quedo observando cómo se desarrolla la partida, y cómo termina este juego.
    Un beso.

    Comentario por pat — mayo 21, 2009 @ 12:17 pm | Responder

  8. Toc, toc, toc…
    Is there anybody out there?

    Comentario por Klauss Planck — mayo 22, 2009 @ 1:35 pm | Responder

  9. Imperdonable, imperdonable, lo sé, pero here I am. Algo liado, eso sí. Prometo responder con la precisión y dedicación requeridas. Pero mientras lo hago y no, como lo prometido es deuda, este domingo dejaré una reflexión algo nostálgica.

    Just knock if you can hear me… 🙂

    Comentario por dannymacgill — mayo 22, 2009 @ 1:48 pm | Responder

  10. Para empezar, estimado Klaus, no te quepa duda. Spiderman puede más.

    http://www.google.es/imgres?imgurl=http://9gag.com/photo/2431_full.jpg&imgrefurl=http://9gag.com/gag/2431/Spiderman%2Bvs%2BHulk/&h=525&w=540&sz=74&tbnid=AdHrGaqM15WW0M::&tbnh=128&tbnw=132&prev=/images%3Fq%3D%2522spiderman%2Bvs%2Bhulk%2522&usg=__DdGYSXlgncV8NXslRps0Si8gQd8=&ei=iP4XSqfHIIyZjAfZ3t33DA&sa=X&oi=image_result&resnum=4&ct=image

    Aclarado esto por la siempre socorrida vía del axioma (no discutas conmigo de axiomas que saco a relucir a Zermelo, a Fraenkel, a la hipótesis del continuo y a Gödel si hace falta… :-)), debo decir que esto no es una partida justa, ya que juego con las cartas marcadas. Sabes de sobra que las trampas y yo no nos llevamos bien, con la excepción de las de índole psicológica, consistentes esencialmente en tocar las narices del contrario hasta agotar su capacidad de discernimiento. Pero en eso, precisamente por lo mismo, sé reconocer a un consumado maestro, el que yo nunca fui ;-).

    Tan largo y barroco preludio tiene un doble objetivo. Por un lado no quedarme atrás en tu prolijidad, por motivos tan obvios como absurdos. Por otro, recordarte aquellos no muy lejanos tiempos en los que, tratándose de envidar al juego, gustabas (y gustaba yo, todo sea dicho) de mostrar, llegado el caso, un 5, un 6 o un 7 tras envidar de mano. El motivo era simple. La información que se ofrecía era casi siempre irrelevante. El desconcierto que se podía generar en el contrario era, en cambio, potencialmente útil, pues gran verdad es aquélla que dice que nadie es más peligroso como adversario que quien no tiene nada que perder. O, lo que viene a ser igual, quien así lo cree.

    Tan larga y barroca consecución al preludio tiene el objetivo de decirte que, lamentablemente, el 6 que te he mostrado no indica 36. Pero todo tiene su explicación. Como no podía ser de otra manera, Bee Gees fueron mi elección natural. Sin embargo, la potestativa visita a la wikipedia resultó harto interesante. Como yo sabía (y tú seguro que también), los hermanos Gibb son ingleses, emigrados a Australia en la adolescencia. Y fue allí donde se dieron a conocer. Pero, en cuanto tuvieron oportunidad, volvieron a la madre patria y su contacto con la gran isla austral quedó en lo anecdótico o sentimental (se puede poner aquí comercial, tanto da…). Por tanto, coincidiendo con wikipedia, he optado por clasificarles como grupo británico. Desde luego, de no haber optado así, habrían sido el cierre obvio, dado que muchas de sus grabaciones (sobre todo los anteriores a su conversión a reyes de la música disco) tienen una calidad asombrosa.

    Y con esto, para dejar zanjado el tema de la semana que viene, te adelanto que en estas siete semanas cada elección de temas ha sido una dolorosa empresa, así que he decidido tomarme cierta revancha. Espero que te guste. O que, al menos, lo disimules.

    Como prometí ayer, mañana hablaremos de arqueología. Tan largo y tan tendido como quieras. Pero que conste que, en cine y en música, ando más o menos igual de anticuado. Que es mucho.

    PS: Del avatar hablaremos tú y yo. Por ahora tomátelo como una novatada… 😀 y vete pensando en alguno que te guste.

    Comentario por dannymacgill — mayo 23, 2009 @ 4:03 pm | Responder

  11. No vaaale que te pongas gracioso. Imagina el lío en el que me has metido. Estaba yo esta mañana en mi oficina (que es un espacio colectivo en el que nos sentamos unas 6 ó 7 personas y yo estoy de frente a todas ellas). Pues bien, allí estaba yo a eso de las 14:oo abriendo tu blog para cotillear las novedades del ‘finde’ y me encuentro con un contra-ataque literario de las dimensiones del Desembarco de Normandía y, para colmo, con humor socarrón…

    Claro, yo no me podía reir…

    Claro, porque si me reía, cómo diantres explicaba yo a mis convecinos mi risa en un ambiente en el que reina la más absoluta seriedad funcionarial…

    Claro, la risa iba invadiéndome…

    Claro, la muy… se apoderaba de mí…

    Claro, en esta vida no hay nada tan estresante como no querer y estar a punto de…

    Claro, mis pulsaciones se aceleraban…

    Claro, mi boca era tapada por mi mano…

    Claro, imposible de evitar, mis ojos se han llenado de lágrimas y…

    Claro, a punto he estado de soltar una carcajada que, por otro lado, a nadie ya le hubiese extrañado pues seguramente todo el proceso anterior no ha debido pasar desapercibido…

    En fin, ¡claro!, el caso es que con tanta represión de la risa no he podido comentar tus comentarios sobre mis comentarios sobre tu post… Si es que la vida se complica de una manera… Así que mañana, antes de que el post sobre los Crowded se quede irremediablemente obsoleto y muestres tu 5 (compañero del 6) lo cual significará que habrás perdido a la grande y sólo me quedaban 2 para apuntarme el juego… apuntaré algún datillo relevante para que se vea que esta semana no sólo he completado mi incompleta discografía, sino que además, la he repasado, escuchado y estudiado a fondo en tu honor.

    Salud, viejo amigo.
    K. Planck

    Comentario por Klaus Planck — mayo 25, 2009 @ 11:53 pm | Responder

  12. Un tema menor…

    No tengo nada claro que Spiderman pueda con Hulk.

    Si lo piensas detenidamente Spiderman sólo es un tocapelotas que, sin venir siempre del todo a cuento, de vez en cuando cabrea al pobre doctor Banner (y digo lo de ‘pobre’ porque seguramente a día de hoy seguirá por ahí de investigador mileurista solicitando beca tras beca sin seguridad social ni ná), y así comienzan las clásicas peleas entre Spidei y la Masa.

    Pero tras este primer arrebato, se desarrolla siempre un combate en el que la sagacidad de nuestro encapuchado lo único que suele conseguir es incrementar la ola de genio, furia incluso, del verdoso increible y… claro, justo en ese momento, cuando la Masa está a punto de sacar lo mejor (peor en este caso) de sí misma es cuando a Parker le sale la vena ‘buenrrollito’ que lleva dentro, el ‘¡oyes!, que hablando se entiende la gente’ y mi verdoso amigo, que es todo músculo y corazón, pero nada materia gris, el pobre, cae embaucado como si estuviese escuchando el Debate del Estado de la Nación… y se calma.

    Pero la conclusión es clara: Spiderman nunca gana, lo único que hace es ejercer de político profesional y engañar al poderoso enemigo cuando éste podía asestarle (seguramente) el golpe definitivo. El arácnido es un jodío cobarde que elude el combate justo cuando ve que va a perder.

    Para mí Hulk es el campeón. Además, ¡viva la Pepa!, nada de comerse el tarro, deshojar la margarita, ni visitas al psicólogo. Carpe diem, amigo. Carpe diem. ¡Qué fenómeno!

    K. Planck.

    Comentario por Klaus Planck — mayo 26, 2009 @ 12:10 am | Responder

  13. Por cierto Danny, sin ánimo de interferir in extremis en tu decisión sobre el post de mañana, quiero apuntar que aunque sé reconocer una derrota (pero ten cuidado que esta semana he estado repasando la saga del Padrino al completo), no quiero dejar pasar la oportunidad de puntualizar ciertos “detallitos” de importancia menor.

    He de decir tu frase “Por tanto, coincidiendo con la wikipedia, he optado por clasificarles como grupo británico” es una falacia del tamaño de una beluga antártica…

    Y baso tal afirmación en lo siguiente: tanto en la versión english como en la española de la wikipedia los Bee Gees vienen clasificados no como grupo británico, sino como grupo británico “Y” (conjuncion copulativa) como grupo australiano…

    Es decir que… vale que los cuentes como grupo británico, pero… has de contarlos TAMBIÉN como grupo australiano (es lo que tiene la copulación).

    Pero es que yo aún diría más (que dirían a su vez los afamados gemelos de Hergé), según la wikipedia: Barry, y según allmusic.com: Robin y Maurice; no nacieron en territorio británico, sino en la isla de Man y esta islita no es estrictamente parte del Reino Unido. Nuestra querida Wikipedia la define así:

    “La Isla de Man, Isle of Man en inglés, Ellan Vannin en manés, o Mann, Mannin en manés, es un territorio británico formando por una isla principal y algunos islotes situados en el mar de Irlanda, en el centro de las Islas Británicas. La isla de Man es una Dependencia de la Corona británica, es decir que NO FORMA PARTE DEL REINO UNIDO (aunque este se encarga de la defensa, representación internacional y cierta capacidad legislativa sobre el territorio) ni de la Unión Europea, pero legalmente es propiedad directa del soberano británico, actualmente la reina Isabel II. Este status no la convierte totalmente en un estado independiente, pero aun así el archipielago goza de una gran autonomía política y económica.”

    Por lo tanto, creo que sería bueno replantear la adscripción de los Bee Gees como grupo británico, pues dicha adscripción es ¡a todas luces! imprecisa. Se puede hacer como hace allmusic.com y clasificarlos como grupo FORMADO en Australia o… por el contrario… si se sigue deseando hacerlo según el lugar de nacimiento de sus componentes… como grupo medio británico – medio manés.

    No, si ya me suponía yo que Camarón iba a terminar siendo australiano…

    K. Planck

    Comentario por Klaus Planck — mayo 26, 2009 @ 12:45 am | Responder

  14. Creo que para este comentario me encuentro como el conejo de Alicia: in extremis. Casi fuera de tiempo. Como una canasta sobre la bocina. Pero no importa. Tal y como dije en el comentario nº 2 de este post, flipé cuando leí el número de LPs que les asignabas a los Crowded House y comprobé que no coincidía con el que yo atesoraba en mi emepetrésteca.

    En primer lugar observé que yo poseía dos más de los cinco a los que tú hacías referencia, pero claro, resultaba que tres de ellos eran compilaciones y conciertos y supuse que tú, cuan preciso eres, seguramente no habrías contabilizado ninguno de ellos como album propiamente dicho. Así, que como ya conté, deduje que me faltaba uno y… efectivamente. Así era.

    Lo único que quiero aportar en este comentario extempóreo es que cierto es que son cinco albumes, pero el recopilatorio “Recurring Dream” deberíamos contarlo como medio LP. Es decir, dejar el número de discos en cinco y medio, ya que este recopilatorio aporta tres nuevas canciones a la discografía del grupo que no estaban grabadas en ningún otro sitio: “Not the girl you think you are”, “Instinct” y “Everything is good for you”, que además son las canciones que fueron utilizadas como singles para este album.

    Y si bien “Everything is good for you” creo que es un tema menor, relleno. No ocurre lo mismo con “Instinct” ni (especialmente) con “Not the girl you think you are” que creo que se trata de un temazo de los mejores del grupo a la par que un homenaje a la música de the Beatles.

    No llego, no llego…
    Fdo. El conejo de Alicia.

    Comentario por Klaus Planck — mayo 26, 2009 @ 2:13 pm | Responder

  15. Bien, estimado Klaus… a ver si entre los dos podemos conseguir el muy loable hito de trenzar un comentario sin imprecisiones, ni siquiera de índole menor.

    a) Calificar a los Bee Gees de grupo británico es una falacia… Bien, dado que falacia es “Engaño, fraude o mentira con que se intenta dañar a alguien” espero que coincidamos en que el atributo es, cuando menos, exagerado. Pero, aún admitiendo eso, agarrarte al hecho de que dos de los tres hermanos Gibb nacieran en la Isla de Man y al peculiar status de la isla es… es… brillante!!! 🙂 Aún así, querido y viejo amigo, debo recomendarte que sigas leyendo la wikipedia para hacerte notar que los nacidos en la Isla de Man poseen pasaporte británico. Lo que viene siendo ciudadanos británicos. Británicos británicos. A secas.

    b) Alejándonos un poco del tema, creo que has traído a colación una discusión de lo más interesante. Hasta qué punto es lícito contar un disco recopilatorio, con los consabidos escasos temas nuevos como gancho comercial, como parte esencial de la discografía de un grupo? Depende de la calidad de los temas? De la cantidad? Deben catalogarse en categorías separadas como, por ejemplo, los directos? Éste es un tema que sin duda nos puede llevar varios comentarios, así que por ahora me limito a arrojar la piedra, esconder la mano y silbar distraídamente “Paquito el chocolatero” en un vano intento por pasar desapercibido… fiufiufiuuuuuuuuuuufiiiiiiiifuuuuuuuuuuu…

    Bueno, vale, me mojaré… Me parece una desvergüenza aprovechar la fidelidad y el ansia de completitud de los aficionados para vender un disco cuyo material nuevo es escaso y, en muchas ocasiones, procedente de descartes. Y que conste que no es ni mucho menos práctica nueva (que yo sepa, The Beatles ya lo hizo en su día…). Así que no pienso ceder a tan sucio chantaje.

    Vaaaaaaaaaaaaaaaaaale, lo reconozco… ME COMPRÉ “RECURRING DREAM” en su día, sí… Sí, joder, la edición coleccionista, con un CD extra con temas en directo… hala, ya lo he dicho!!!

    Comentario por dannymacgill — mayo 29, 2009 @ 4:53 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: