El extraño y alucinado universo de Danny MacGill

enero 25, 2009

La necesidad del ateísmo

Así se llamaba el ensayo que le costó a Shelley la expulsión de Oxford. Independientemente de que uno esté o no de acuerdo con él, me parece un título prodigioso. Pero no estoy aquí para hablar de títulos. Otro día, vale?

Este post se refiere, como habréis imaginado, a la famosa campaña de los autobuses ateos. Esta campaña creo que comenzó en Londres (lo normal…) y se ha extendido a diversas ciudades, entre ellas algunas españolas. Aquí, en Sevilla, no, la verdad. Me pregunto por qué. Supongo que el cartel no pegará con el color de los autobuses, o algo.

cartel-cast-400px

La Conferencia Episcopal ha puesto el grito en el cielo. Claro, dónde si no. Según ellos la campaña es blasfema y atenta contra la libertad religiosa, porque ofende a los creyentes. Y yo, qué queréis que os diga, creo que en parte tienen razón. Es difícil negársela, las cosas como son: la campaña es blasfema. Blasfema que te cagas. Según la R.A.E. (que no son dios, pero a veces parece que se lo creen… aunque ésa es otra historia), blasfemia es cualquierpalabra injuriosa contra Dios, la Virgen o los santos”. Hombre, no es “a la Virgen yo me la follo” , por poner un ejemplo, pero es injuriosa. Con educación, eso sí.

Sin embargo, no acabo de entender por qué la C.E.E. entiende esta frase como un atentado contra la libertad religiosa. Arguyen que la frase da a entender que los creyentes no disfrutan de la vida por culpa de dios. Y a mí, la verdad, me parece un silogismo un poco traído por los pelos. Yo, que suscribo íntegramente el lema de la campaña, no creo que absolutamente nadie deje de creer porque alguien le diga una verdad tan obvia como que dios probablemente no existe. Así que desde luego la libertad religiosa queda a salvo, a pesar de la abominable agresión que supone (o eso parece) para los (algunos?) creyentes los enunciados relativistas.

De hecho, a mí me gusta que haya creyentes. No sólo por los casos excepcionales (habríamos tenido la magnífica música de Bach si el tío no hubiese estado tan obsesionado con glorificar a dios???), sino también por los normales, por los creyentes de a pie. Así que ofrezco gratuitamente este razonamiento a la Conferencia Episcopal, para que lo usen cuando se vuelvan a sentir agredidos.

Queridos hermanos (música de órgano, o guitarrita y coro de voces juveniles desganadas, según sea la audiencia): Piensen por un momento en nuestro país. Un país donde el 80% de la población se declara católica. Creen ustedes, en serio, que íbamos a tener este país tan maravilloso si no fuera por el catolicismo? No se dan cuenta de que la exquisita educación, la inagotable paciencia, la pacífica mansedumbre y la conciencia social solidaria del español medio son consecuencia de la intensa labor pastoral de la iglesia católica? Vayan a cualquier lugar del mundo donde el catolicismo no sea mayoritario y comprobarán la crispación social, las desigualdades entre ricos y pobres, el reino del ventajismo impune… Tenemos de eso en España? En Italia? En Sudamérica? A que no? Creen que es casual? Pues entonces, al menos reconozcan las maravillas que ha hecho la iglesia católica por esta sociedad y dejennos en paz para pontificar, o al menos decidir, o al menos opinar llevando razón, sobre cuándo y cómo se tiene que morir un enfermo terminal o cuál es la única opción sexual recomendable y natural. Y recordad: dios es amor.

Sí, podría haber hecho un post mucho más cerebral y profundo. Podríamos haber sacado a relucir a Santo Tomás de Aquino y sus demostraciones de la existencia de Dios (permíteme que me descojone, santo Tomás, figura…), a Buda o a Nietzsche, a quien seguramente esta campaña le habría encantado. O quizás habría pensado que sus inspiradores eran unos enanos mentales, vaya usted a saber, con el carácter que tenía el tío…

Pero después de mucho pensarlo he decidido que ya me pondré cerebral en otra ocasión. Cuando trate un tema serio, por ejemplo.

PS: Quiero dejar constancia de que me gusta mucho más el eslogan original: THERE IS PROBABLY NO GOD. Nada como la V.O., amigos…

Anuncios

10 comentarios »

  1. Yo creo que sería incluso más asertiva que el eslogan, y lo más probable es que ni siquiera hubiera hablado en término de probabilidades. No obstante, odio los sermones, y los predicadores. Y mucho más fuera de templos, que es donde se les presupone. Que desde un autobús se haga campaña, ya sea de ateísmo, de catolicismo, o pro adoración al dios Athor, me resulta irritante. La fe es una decisión personal, y ahora se ha convertido en una batalla campal entre autobuses católicos y ateos…. en fin… que no me extraña que te haya salido la vena irónica e irreverente.

    Comentario por pat — enero 25, 2009 @ 9:52 pm | Responder

  2. Los tañidos de campana, contínuos, los carteles anunciando actos religiosos, las procesiones ocupando calles durante horas y horas, los oficios religiosos para los funerales de estado, la casilla para la iglesia en la declaración de IRPF, etc. etc. no son agresión, y un simple cartel en unos pocos autobuses, diciendo algo tan evidente como que Dios probablemente no existe, rompe el equilibrio, y consigue múltiples comentarios ¿ecuánimes? atacando la propaganda de ambos lados.

    Anda ya…

    O como decía un amigo mío, “¿no te jode mayo, con sus flores?”

    Salut

    Comentario por julio navarro — enero 25, 2009 @ 10:26 pm | Responder

  3. Yo lo planteo más que como un acto de fe como un problema de competencia. La iglesia católica, que es la que nos toca, ha tenido un monopolio desde los tiempos de Constantino. Y no quiere repartir el pastel… como es lógico. A Telefónica tampoco le gustó en su día.

    Es triste pero creo que al final queda reducido a dinero. Porque menos creyentes significa menos dinero.

    Creo que, como dice Pat, yo sería más asertivo. El propio Richard Dawkins habría sido tan asertivo que nos habría dejado a Pat y a mi como dos malditos agnósticos con dudas. Pero el uso de la palabra “Probablemente” es lo que me parece lo más acertado. Porque este es un primer paso. Se trata de salir del armario… ver cuantos somos y luego… luego ya veremos.

    Por cierto… me he reído cantidad. Y, bueno, discrepo… Bach habría hecho probablemente la misma música, pero con otra escusa… Probablemente.

    Un abrazo, figura.

    Comentario por Sr. Capullo — enero 26, 2009 @ 12:23 am | Responder

  4. Amén, Daniel. 😀

    Comentario por Salam — enero 26, 2009 @ 1:47 pm | Responder

  5. Gracias a todos por pasaros (y por ser tan asertivos ;-)).

    Supongo que el tema da para mucho más, o eso parece, así que un día de estos os contaré mis impresiones sobre la obra de Leo Bassi “La Revelación” (que fui a ver hace poco). Y tal vez os aburra con la historia de cómo perdí la fe. Y también con alguna historia del patio del cole. Eso sí que es metralla malaya…

    Ea, dominus vobiscum…

    PS: Casi de acuerdo, K. Yo creo que Bach hubiera hecho otra música, aunque igualmente genial. Pero teniendo en cuenta que tuvo 12 hijos (creo recordar) miedo me da pensar con qué se hubiese obsesionado…

    Comentario por dannymacgill — enero 26, 2009 @ 11:54 pm | Responder

  6. Yo estoy con K, creo que lo que más le irrita la Iglesia es repartirse el pastel, ya sea con agnósticos o con judios/budistas/evangelistas… y usar la palabra probablemente me gusta, al contrario de la Iglesia que afirma como verdad absoluta y dogma de fé la existencia de Dios (además de que me recuerda el anuncio aquel de “probablemente, la mejor cerveza del mundo” y colocar dos cosas tan distintas en el mismo plano de publicidad, me parece sanamente irreverente).
    Un post genial Danny.

    ¿Bach tuvo doce hijos? O sea que componía para no estar en casa, básicamente. 🙂
    Un beso.

    Comentario por karmenjt — enero 27, 2009 @ 12:35 am | Responder

  7. Pues ya que estaba lo he mirado… entre hijos que sobrevivieron e hijos que no… VEINTE!!!!!

    O sea que en casa sí que estaba, sí… 😉 al menos de vez en cuando…

    Un beso y una Carlsberg. Pago yo.

    Comentario por dannymacgill — enero 27, 2009 @ 12:40 am | Responder

  8. Yo me he montado ya en unos cuantos, justo la línea pasa por mi casa: http://espanoleando.wordpress.com/2009/01/27/caridad-agnostica/

    Comentario por Ra — enero 27, 2009 @ 10:01 pm | Responder

  9. ¿VEINTE???? Parece ser que era prolífico en todos los aspectos de la vida. (Y de su mujer.. ¿nadie se acuerda?)
    Te acepto la Calsberg. Me la debes 😉

    Comentario por karmenjt — enero 27, 2009 @ 11:50 pm | Responder

  10. Gracias por pasarte, Ra. Eres bienvenido cuando quieras dejarte caer.

    Karmen, sólo un apunte… fueron dos mujeres. Y, la verdad sea dicha, para mí que fueron pocas. Vaya tela el Juan Sebas…

    Comentario por dannymacgill — enero 28, 2009 @ 12:39 am | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: