El extraño y alucinado universo de Danny MacGill

noviembre 12, 2008

What’s the use of trying? (Modern times, Charles Chaplin)

Filed under: The end (Cine) — dannymacgill @ 11:47 am
Tags: , , , , , ,

Un mañana de jueves del pasado julio, aprovechando que tenía Madrid para mí solito, seguí una sugerencia del ínclito Señor Capullo y me fui al Caixa Forum, a ver una exposición sobre Charles Chaplin.

Mereció la pena, y mucho. Permitía descubrir sobre todo al cineasta, no tanto a la figura pública, que puede ser motivo de más o menos admiración. Se centraba en Chaplin el artista total: guionista, director, montador, músico y, sobre todo, actor. En su evolución desde el music hall hasta convertirse en el más grande creador de la primera mitad del siglo XX y en su facilidad para crear mensajes universales que han trascendido la época en la que fueron creados y que siguen hoy más vigentes que nunca. En fin, si alguna vez la exponen cerca de vuestra casa, ya sabéis… it is a must-see!!!

Es difícil, muy difícil, seleccionar una escena de toda la filmografía de Chaplin. Al final me he decantado por el final de “Tiempos modernos”. Casi todos conocéis la película, y hay dos escenas que son legendarias por derecho propio: las desventuras de Chaplin en la cadena de montaje y el número musical en el restaurante, donde oímos por primera vez su voz (aunque en un idioma absurdo inventado por él mismo, para dejar clara su reticencia al cine sonoro).

Por qué el final? A ver si os pongo en situación: Las cosas no han ido bien para la pareja formada por Charles Chaplin y Paulette Goddard (preciosa en esta película… no os recuerda un poco a Courtney Cox?). De hecho la película, gags visuales aparte, es un auténtico drama. Ella en concreto está angustiada, no ve salida a la sucesión de desventuras en que se han visto inmersos. Es la viva imagen de la desesperación. “What’s the use of trying? (De qué sirve intentarlo?)”.

Pero el desaliento no es una opción para Chaplin.“Anímate! Nunca te rindas. Nos las arreglaremos!” El incurable optimismo, una de las características esenciales del personaje, surte efecto finalmente y se ponen en marcha… pero algo falta. Falta la sonrisa. Y ésa es condición indispensable, al menos para el vagabundo.

Una curiosidad: en todas las películas anteriores, en todos los cortos, Chaplin terminaba alejándose solo hacia el horizonte. A veces era un final amargo, a veces esperanzador, a veces optimista, a veces doloroso. Pero siempre estaba solo. Casi 20 años después de crear el personaje, por primera vez no está solo. Y la carretera no es la misma, con alguien a tu lado que te hace sonreír en cualquier circunstancia.

Y, como banda sonora… “Smile”, de Charles Chaplin. Apropiado, verdad?

Anuncios

2 comentarios »

  1. hola me llamo cecilia y me encanto lo que escribiste!!…besos cuidate!!

    Comentario por cecilia — diciembre 21, 2008 @ 6:56 pm | Responder

  2. Gracias Cecilia. Por pasarte y por tus amables palabras. Besos para ti y un feliz año!!!

    Comentario por dannymacgill — diciembre 28, 2008 @ 10:56 am | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: