El extraño y alucinado universo de Danny MacGill

noviembre 8, 2008

Relato: Buenas noches

No puedo concentrarme. No esta noche. Ella sube y baja rítmicamente, mientras acerca sus tetas a mi boca. Cómo me conoce. Me besa, me roza los labios, me habla al oído y hace ese movimiento con las caderas que tanto nos gusta. Que tanto me gusta, para qué me voy a engañar. Pero esta noche tengo la cabeza en otra cosa. Sujeto su cintura y la detengo. Ya sabe que algo no va bien, nos conocemos demasiado. Al menos en este terreno.

– ¿Qué ocurre? Esta noche estás raro.

Nada de correrme, nada de dejar que me quite el condón y me bese la polla palpitante, a modo de regalo de despedida. Nos sentamos juntos, en un gesto de intimidad extraño entre nosotros. He preparado mil versiones distintas. He ensayado frente al espejo. He previsto sus respuestas. He escogido cuidadosamente mis respuestas a las suyas. Y ahora estoy aquí, con el paladar seco, temiendo que llegue el momento…

– No es nada, en serio… Cosas del trabajo. Perdona…
– Anda ya, hombre… Se supone que debo ser yo la que se sienta mal, jajajaja…

No te rías, pienso, no te rías, por lo que más quieras. No me hagas volcar en ti todo lo que llevo tanto tiempo guardado. Para qué… para que me digas que tú no sientes lo mismo? Que nunca me has pedido que te quite de todo esto? Que no quieres que nadie te salve? No podría volver a verte, no podría follarte de nuevo sabiendo que no hay ninguna esperanza, sabiendo que nunca querrás que te mire como si fueses la única mujer en el mundo. La única para mí.

Le doy el dinero. Lo de siempre y el extra, como todas las semanas. Pero esta vez no la miro directamente a los ojos, como suelo hacer. Ella sí, ella me mira sonriente, con su sonrisa de niña traviesa, no entiende qué me pasa hoy, después de tanto tiempo. El silencio se hace fuerte entre nosotros. Agita su pelo, como si aún lo llevara largo, como si no se lo hubiese cortado en Abril, intentando rebajar esta tensión a la que no estamos acostumbrados..

– Bueno, pues… buenas noches.

Me detengo antes de traspasar la puerta. Es ahora o nunca. Tiene que ser ahora. Sin embargo lo que ella escucha es:

– Buenas noches… Roxanne.

Este relato pertenece a “El Club de los Jueves” (07/08/08). Tema propuesto: Libre, pero el relato debe contener una escena de sexo explícito. En fin, no puedo resistirme a dejaros esto…


Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: