El extraño y alucinado universo de Danny MacGill

noviembre 1, 2008

Relato: Ahora no, Lynn

El hombre estaba frente a la gran cristalera de su despacho, con la vista fija en St. Paul’s y en los rascacielos de la City, que sobresalían del smog. Miró su reloj una vez más. El precioso reloj de bolsillo que le regaló su suegro, el ilustre Lord Shackleton. La cadena de oro que había terminado por representar su esclavitud. Las 12:34. Seis minutos más y Mary saldría a correr por el Embankment.

– Señor, tiene que firmar unos pap…
– Ahora no, Lynn.
– Pero señor, el operario está aquí y…
– AHORA NO, LYNN!!!!

El intercomunicador emitió una tos seca que le recordó a Lady Shackleton, puta vieja amargada. Volvió a mirar la ciudad, su ciudad. La ciudad donde había nacido, donde se había hecho hombre y luchado sin descanso hasta llegar aquí, al piso 65, al despacho que miraba a St. Paul’s. Desde una humilde casa compartida de Elephant & Castle. Quién lo hubiese dicho. Desde luego ni el cabrón de su padre, que desapareció un buen día sin decir dónde iba, ni su pobre madre, muerta de una embolia cuando sólo era un brillante becario en la London School of Economics, amparado por la generosidad de la Fundación Shackleton hacia las clases más desfavorecidas.

Las 12:40. Las manos le sudaban. No le pasaba ni siquiera antes de las reuniones importantes. Ni cuando había firmado adquisiciones hostiles o despidos masivos. Esas manos que se habían mantenido secas llevando a la bancarrota a empresarios honrados y no tan honrados, que habían contribuido a asfixiar economías de pequeños países para explotarlos sin miramientos. Y le sudaban precisamente ahora. Miró su teléfono móvil, sobre su mesa de caoba, como si pudiese hacerlo sonar con la mente.

– Señor, perdone que le moleste, es que…
– Ahora no, Lynn. Por favor. No quiero enfadarme.
– Disculpe señor, pero es que creo que es mi ob…
– LYNN, ERES IMBÉCIL??? AHORA NO!!! JODER!!!

Las 12:42. El inconfundible sonido de un SMS entrante se tragó el silencio que había dejado su grito y pensó instintivamente en lo raro que resultaba haber adquirido un número únicamente para recibir un SMS. Se acercó despacio a la mesa. Pulsó una tecla.

———————–

De: Mr. Wolf

Hecho. Espero el resto.

———————–

Respiró agitadamente. Lo primero, cambiar la tarjeta. Deshacerse de las pruebas. Estaba hecho. Estaba hecho. Dios, estaba hecho… Su vida empezaba ahora, empezaba de nuevo. Libre, libre, libre… Se aflojó el nudo de la corbata, su cara se deformó con una sonrisa enorme, se pasó las manos por el pelo, agitó los brazos a lo Freddy Mercury, se sentó y tamborileó en la mesa… Lo había conseguido. Estaba hecho. Por fin, por fin, por fin… Pero ahora tocaba recuperar la compostura. En breve, tendría que hacer el papel de esposo afligido. Pulsó el intercomunicador, intentando controlar su timbre de voz.

– Lynn?
– Señor? – Lynn no sabía muy bien a qué atenerse, a juzgar por su tono vacilante.
– Lynn, disculpa, antes he estado un poco brusco… er… esperaba una llamada importante de Hong Kong, ya sabes…
– De acuerdo, señor. No pasa nada.
– Qué querías que firmara?
– La orden de trabajo, señor.
– Qué orden? No recuerdo…
– Ya decía yo que hoy se le veía despistado… No se acuerda? Lo encargamos hace dos semanas, señor. Por fin esta mañana acaban de instalarle el circuito cerrado de vigilancia por imágenes en su despacho. Ya está en funcionamiento, según me han dicho…

Este relato pertenece a “El Club de los Jueves” (24/07/08). Tema propuesto: Libre, pero el relato debía comenzar “El hombre estaba frente a la gran cristalera de su despacho, con la vista fija en..”.

Anuncios

2 comentarios »

  1. Pues eso , inconmesurable…

    Comentario por unespanolmas — noviembre 2, 2008 @ 8:49 pm | Responder

  2. Mira tú quién fue a hablar… 😉 Otro que a la mínima se carga a alguien en sus relatos!!! 😀

    Comentario por dannymacgill — noviembre 4, 2008 @ 10:59 am | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: