El extraño y alucinado universo de Danny MacGill

noviembre 29, 2008

Relato: Esto

Se acaban los trailers. Las luces bajas se apagan. El castillo azul. La lamparita botando. La voz de Randy Newman. La primera frase de la canción del comienzo de la nueva peli de Pixar.

Y yo no puedo dejar de mirarte. La duda me asalta. Notas que te miro. Siempre lo notas. Te giras. Balbuceo.

– Esto… esto está pasando, verdad?

Me miras divertida. Me besas. Sí, parece que está pasando. Qué alivio. No tengo remedio, ya lo sé. Sonríes.

– Te amo. Anda… mira la peli…

Este relato pertenece a “El Club de los Jueves” (11/09/08). Tema propuesto: Libre, pero debe aparecer una línea de una canción de una peli de Disney. En mi caso, de una canción por escribir de una peli por filmar…

Anuncios

noviembre 28, 2008

Relato: La pieza suelta

Todo en la habitación es blanco. Las paredes, el suelo, el techo, aunque éste no se pueda distinguir por encontrarse en penumbra, más allá de los difusores de luz. Las sillas y la mesa, como concesión al cromatismo, son de color gris mate. El hombre del mono caqui se ajusta las gafas, dejando traslucir cierto nerviosismo. El hombre del mono azul y botas militares, sentado frente a él, está concentrado en una pantalla táctil de veinte pulgadas, que de vez en cuando punza con un lápiz óptico. Parece ajeno a la presencia del otro hombre durante diez largos minutos, hasta que comienza a hablar:

– Bien, hoy es el sexto día de Libra, año 45, soy el oficial Escorpio Aries GKO687. Es usted Tauro Leo FLN517?
– Sí, así es.
– Sabe usted por qué está aquí, Tauro Leo?
– Porque usted ha sido tan amable de aparecer en mi puesto de trabajo y rogarme que le acompañara.

La mirada de Escorpio Aries es gris, y tras la broma lo parece aún más.

– Es usted gracioso y ocurrente. Bien. Muy bien. Una vez que hemos constatado eso, vamos a lo que nos interesa. Sabes usted dónde está?
– Sí – Puede que intentar romper el hielo no haya sido una buena idea, después de todo – Sí, estamos en la central de la Unidad Especial de Actividades Irregulares.
– Y sabe usted que un interrogatorio de la U.E.A.I. no es algo como para bromear, correcto?
– Correcto.
– Bien… Repasemos su expediente… A ver… trabajo de supervisión en cadena de montaje, nivel de adecuación 5… Está usted satisfecho en su trabajo, verdad?
– Sí, lo estoy… señor.
– Claro que sí, como debe ser. Bien… emparejado con Virgo Leo UGV349. Ajá, este emparejamiento era inapropiado, cierto?
– Bueno… en aquél entonces podías rellenar una solicitud de emparejamiento para casos inapropiados leves… El Consejo de Arcanos aprobó nuestra…
– Sí, sí, ya lo sé. Está en su expediente. Pero usted SABE que estos emparejamientos fueron prohibidos hace siete años… Si hubiesen sido ciudadanos decentes se habrían divorciado y hubiesen buscado parejas adecuadas. – El tono de reproche no espera réplica. – Tiene una vivienda adecuada… Decoración aprobada por el Comité de Decencia… Ha cumplido con sus entregas de material genético para reproducción…

Escorpio Aries se entretiene un rato más con la pantalla. Al final golpea con el lápiz la mesa para llamar la atención de Tauro Leo.

– Es usted feliz, Tauro Leo?
– Sí, claro… Como todo el mundo.
– Muy bien. Sabe por qué?
– “Todos somos felices si todos hacemos lo que tenemos que hacer”.
– Muy bien, veo que conoce el Mantra 3.
– Conozco los 12 mantras, señor. Los recitamos antes de empezar nuestra jornada laboral y también cuando la finalizamos.
– Sin embargo, no tenemos constancia de que haya acudido a las Demostraciones Públicas Espontáneas para recitar los mantras que se organizan en su Unidad Habitable.

Tauro Leo hace un gesto vago con el que acompaña su silencio. Mejor te callas. Nada de lo que digas le va a valer.

– Sus vecinos y amigos suelen acudir… usted no… no es que sea obligatorio, claro… Bien. Vayamos a lo que me ha llevado a recogerle en su puesto de trabajo… Estuvo usted en el Parque Orión ayer tarde?

Tauro Leo asiente despacio. Así que es eso…

– Conoce usted la normativa de parques y espacios públicos abiertos?
– Sí.
– Y puede decirme qué dice en lo concerniente al acceso?
– Está prohibido acceder a parques y espacios públicos abiertos si se va solo. Así mismo, si se va acompañado, está prohibido guardar silencio durante un periodo superior a dos minutos. – Pensaba que en el Parque Orión no tenían cámaras… debía ser una imagen de satélite. Ya es mala suerte…

Escorpio Aries se levanta. Camina alrededor de la mesa. Cuando está detrás de Tauro Leo comienza a hablar:

– Sabe? Conozco a la gente como usted. Son subversivos en potencia. Creen que pueden ir a un parque y que no nos vamos a enterar… Creen que no le deben nada a esta sociedad que les provee de todo, que les hace felices y les protege. Creen que tienen derecho a todo eso… – Se sitúa frente a él. – Es cuestión de tiempo, Tauro Leo, que se vea envuelto en contrabando de música no autorizada… o de lecturas. O peor… involucrado en un delito creativo. Sabe usted la pena por delito creativo?
– Sí… de 15 a 25 años de psicondena.
– Correcto, Tauro Leo… veo que sabe de qué estamos hablando.
– Pero yo no… yo sólo…
– Usted tiene 39 años. Según su expediente le quedan entre 35 y 40 años de vida útil. No querrá pasar la mitad en psicondena, verdad?

Tauro Leo niega con la cabeza. Hace muchos años trabajó en una cadena cerca de Arkham. Había visto el estado en el que abandonaban el hospital-cárcel los presos de larga duración. Escorpio Aries parecía saber exactamente qué estaba pensando porque sonreía con complicidad.

– Bien… sabe lo que vamos a hacer? Le voy a enviar 30 días a Arkham.
– Pero, pero yo…
– Ya que es usted versado en leyes, sabrá que como oficial de la U.E.A.I. puedo enviarle hasta 90 días sin ni siquiera tener que rellenar un informe, verdad?

Tauro Leo asiente calladamente. Escorpio Leo mira la pantalla táctil. “Aceptará los castigos con sumisión. Escasa capacidad de rebeldía. Fortaleza psíquica de débil a media.”

– Muy bien. Póngase en pie. Se va de vacaciones.

Los enfermeros de Arkham son extremadamente amables. Cáncer Capricornio todos ellos y todas ellas. Le atan las muñecas y los tobillos a las presillas de círculo metálico donde va a permanecer durante un mes. Un enfermero le informa con dulzura que primero le sedarán, y cuando ya esté dormido le sondarán para mantenerle alimentado y le colocarán los electroestimuladores para que no pierda tono muscular. Mientras la anestesia hace su efecto, Escorpio Aries se acerca.

– Sabrá usted que es información altamente confidencial el tipo de fobia que se le induce a un paciente durante su estancia aquí… – Tauro Leo asiente débilmente. Los primeros efectos de la inyección empiezan a hacerse patentes. – Debo decirle que me he saltado el protocolo para conocer la fobia en la que va a permanecer inmerso durante el próximo mes… Ya sabe, los expedientes de los subversivos potenciales no tienen secretos para la U.E.A.I. Y quiero que sepa que voy a prestarle la debida atención cuando salga de aquí. Felices sueños, Tauro Leo.

La imagen del oficial se desvanece. Todo se desvanece. De repente, como si hubiese estado sumergido en una piscina, su conciencia emerge a una realidad distinta. Tauro Leo está en el medio de una plaza inmensa, cuadrada, de al menos un kilómetro de lado, delimitada por viejo edificios de la era anterior a los Arcanos, sobre todo grandes rascacielos de acero y cristal. Comienza a andar, pero la plaza parece trasladarse con sus pasos. No puede abandonar el centro.

Así que es esto… Agorafobia…

Tauro Leo sonríe en su sueño. Entonces es cierto. Nunca le han dado miedo los espacios abiertos. Los Arcanos no son infalibles. Tenían razón. Sus nuevos amigos tenían razón. No soy sólo una pieza del engranaje. Tendrían que extremar la precaución ahora que la U.E.A.I. estaba tras él, pero ahora sabrían que las cosas podían cambiar. Se sentó cruzando las piernas y comenzó a tararear aquella extraña melodía del Códice de Música Clandestina que habían adoptado como himno:

“Let me take you down, ‘cause I’m going to Strawberry Fields…”

Este relato pertenece a “El Club de los Jueves” (04/09/08). Tema propuesto: Esoterismo o Astrología.

noviembre 25, 2008

Early blues (IV): Ma Rainey, “Black Bottom”

Posiblemente la primera gran dama del blues, con una biografía tan azarosa como extraordinaria. Una mujer que creció en una troupe vaudeville, sexualmente liberada de todas las convenciones de la época (tuvo varios amantes, un número indeterminado de hijos y era abiertamente bisexual) y, por si su arte fuera poco como para recordarla para siempre, fue ella (o eso creemos algunos) quien acuñó el término “blues” para referirse a ese nuevo estilo que surgía en los clubs a finales los años 20. Además de una gran cantante, hizo mucho por muchos músicos de la época al apadrinar a futuras estrellas como Coleman Hawkins, Bessie Smith o Louis Armstrong. Os dejo uno de sus temas más recordados, “Black Bottom”, con Georgia Tom al piano, entre otros grandes músicos, allá por 1.928.

Página siguiente »

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.